La arena de sílice es una materia prima muy importante, de sus propiedades físicas y químicas derivan sus usos industriales

La arena sílice es un compuesto resultante de la combinación del sílice con el oxígeno. Su composición química (SiO2) está formada por un átomo de sílice y dos átomos de oxigeno, formando una molécula muy estable que es insoluble en agua y que en la naturaleza se encuentra en forma de cuarzo.

La arena de sílice es una materia prima muy importante en la composición de las fórmulas de detergentes, pinturas, hormigones y morteros especiales, y constituye la materia prima básica para la obtención del silicio.

Los usos industriales del silicio derivan de sus importantes propiedades físicas y químicas, destacándose especialmente su dureza, resistencia química, alto punto de fusión, piezoelectricidad, piroelectricidad y transparencia

A partir de las arenas silíceas se pueden producir fracciones granulométricas específicas destinadas a mercados industriales tan diversos como: filtros de agua, perforaciones, fundición, vidrio, plantas potabilizadoras, arenados, pisos de cerámica, pinturas, resinas, loza, epoxi, campos deportivos (fútbol, golf, tenis, etc).